guía malacitana

Descubre nuevas aplicaciones

 Hay que ser malagueño para saber:

"en qué arbol crece la biznaga"


El malagueño no se cae:
"Se da un mahazo".
El malagueño no es un triunfador:
"Éh un artista".
El malagueño no se enamora:
"Se enchocha".
El malagueño no tiene influencias:
"Esta enchufao".
El malagueño no concierta citas con los amigos:
"Queda con los colegas".
El malagueño no corre:
"Se embala".
El malagueño no transporta:
"Da viajes".
El malagueño no va:
"Se llega".
El malagueño no va a la tienda de ultramarinos:
"Va a cá Maria".
El malagueño no duerme siesta:
"Echa una cabezaita".
El malagueño no come mucho:
"Se jarta comeé"
El malagueño no trabaja:
"Curra".
El malagueño no se impresiona:
"Se quea flipao".
El malagueño no orina:
"Echa una meailla".
El malagueño no sufre diarrea:
"Se va por la patas pabajo".
El malagueño no duerme:
"Se quea frito".
El malagueño no ríe:
"Se da una pecha de rei".
El malagueño no pide que lo lleven:
"Pide que lo acerquen".
El malagueño no es tranquilo:
"Está empanao".
El malagueño no es vago:
"Es lacio".
El malagueño no hace algo mal:
"La caga".
El malagueño no intenta ligar:
"Intenta comerse algo".
El malagueño no es guay:
"Es perita".
El malagueño no es un buen tipo:
"Es wena hente".
El malagueño no toma café con leche:
"Toma un mitad o un sombra, corto, largo, mitad doble, manchao, nube".
El malagueño no esta cansado:
"Esta reventao".
El malagueño no se enfada:
"Se mosquea".
El malagueño no come porras:
"Come churros o tejeringos".
Al malagueño no le sale algo mal:
"Es que le están mentando".
El malagueño no bebe mucho:
"Se pone tieso".
El malagueño no besa:
"Te mete boca".
El malagueño no dice hola:
"Te dice ¡qué dice er tio!".
El malagueño no dice tardaré en bajar:
"Dice ahora bajo (y te puedes quedar esperando)".
El malagueño no duerme:
"Se queda sobao".
El malagueño no es buena persona:
"Es buena gente".
El malagueño no es despistado:
"Está apavao perdio".
El malagueño no es que no entienda:
"No lo pilla".
El malagueño no es un insensato:
"Es un descuidao".
El malagueño no es un presumido:
"Se un señorito".
El malagueño no habla claro:
"Te lo dice to a la puta cara".
El malagueño no habla mal:
"Habla diferente y en su propio dialecto".
El malagueño no es cualquier cosa:
"Es un ser único y extraordinario".

Malagueño: idioma universal

Si en verdad, queremos acercarnos a Málaga mediante sus culturas, costumbres, tradiciones, etc. habrá que saberse también su "idioma".

 

         Y es que Málaga es una ciudad que se caracteriza por su habla, con muchas palabras que se oyen solo aquí (o por lo menos en sus cercanías) o palabras que nosotros "traducimos" a nuestra jerga, con nuestro propio habla y nuestro más que característico acento.
gallery/malagappstex